Japón y Colombia: cuatro décadas de una alianza para el progreso y la construcción de paz

8/08/2017
Japón y Colombia: cuatro décadas de una alianza para el progreso y la paz

 

Bogotá (ago. 8/17). Este año se conmemoran 41 años de cooperación entre la República de Colombia y Japón desde la suscripción del convenio referente a cooperación técnica en 1976. A partir de entonces, el Estado nipón, socio más antiguo de nuestro país en el Asia Pacífico, se ha destacado por apoyar los esfuerzos del Gobierno Nacional en materia de ciencia y tecnología, crecimiento económico con equidad, infraestructura para la educación, medio ambiente y desastres naturales.

Combinando esquemas de capacitación técnica, asistencia financiera reembolsable y donaciones para la ejecución de proyectos comunitarios de seguridad humana, Japón ha otorgado al país aproximadamente USD 1.000 millones en recursos, capacitado 5.000 funcionarios colombianos y enviado 600 expertos voluntarios al territorio nacional para transferir conocimiento en distintas temáticas[1].

Recientemente, en el marco de la implementación del Acuerdo Final para la Construcción de una Paz Estable y Duradera, el Gobierno japonés ha intensificado su actividad en el país mediante proyectos de reconstrucción del tejido social, empoderamiento económico de la población rural afectada por el conflicto y generación de capacidades para procesos de restitución de tierras.

Adicionalmente, la tecnología y experiencia japonesas han permitido impulsar los esfuerzos del Gobierno Nacional en materia de acción integral contra minas antipersonal, una de las áreas transversales para la ejecución de los Acuerdos. En este ámbito, la cooperación bilateral alcanzó un hito con la suscripción de un Acuerdo el pasado 28 de junio de 2017 entre la Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín Cuéllar, y el Embajador de Japón, S.E. Ryutaro Hatanaka, mediante el cual se otorgan a Colombia ¥1.000.000.000 (aproximadamente USD 10.000.000).

Los recursos de la donación serán destinados para la adquisición de siete máquinas barreminas de marca japonesa, la dotación de equipos y la prestación servicios de capacitación para el desarrollo de operaciones de la Brigada de Ingenieros de Desminado Humanitario. Este aporte contribuirá a la construcción de confianza en el proceso de paz y a la consecución de una Colombia libre de sospecha de minas para el año 2021.
 

[1] Cifras Agencia Presidencial para la Cooperación Internacional de Colombia.

font + font - contrast